Volver a tomar el timón

Photo by cottonbro on Pexels.com

Hoy, tras más de 6 meses sin escribir nada, me vuelvo a poner delante de la pantalla.

No hay muchas razones que dar, al porqué he estado medio año sin aparecer por aquí. Simplemente, se debe, a una falta de motivación. No me apetecía, no me sentía motivado a escribir, llanamente : no tenía ganas.

¿Razones?

Las dudas de saber si esto sirve para algo. Alguna que otra crítica. La falta de «inspiración». El teletrabajo y la asociación al ordenador y el lugar desde donde escribo, a la rutina diaria.

Todo un cóctel que me llevó a que no me apeteciese escribir nada.

Hoy me he levantado con ilusiones renovadas. He madrugado por devoción, cosa que no hacía hace mucho tiempo. Me apetece volver a escribir, entre otra multitud de tareas, que tenia paradas.

Empiezo a ser consciente, por llamarlo de algún modo, de que he pasado una minicrisis de inspiración. Supongo que motivada por la rutina de llevar mucho tiempo haciendo las mismas cosas, sin pausas, sin las roturas esporádicas de antaño. Es una de las consecuencias que nos ha llevado tantos meses de confinamiento, de medidas drásticas y de limitación de actividades extraordinarias (como viajar).

Este año 2021, sin ir más lejos, se me está pasando como un suspiro, tengo la sensación que me ha desaparecido sin darme apenas cuenta.

Es curioso lo caprichosa que es la noción del transcurso del tiempo. El hecho de estar todo un año teletrabajando, con días muy similares, ha llevado, a que en lugar de tener la sensación de que el tiempo se me hiciese más largo, éste, en realidad, se me haya hecho muy corto.

Photo by Amit Pal on Pexels.com

Paradójicamente, he sido muy feliz con este ritmo. Puede parecer una incongruencia, pero creo con los años, he aprendido a ilusionarme con todo lo que hago o no hago. He sabido disfrutar de este tiempo en el que he olvidado hábitos pasados. Y ahora, en cambio, estoy más que ilusionado de volver a retomar algunos de ellos.Sin ir más lejos, éste : el de escribir mis reflexiones a través de este blog.

Creo que hay está una de las clave de ser feliz con tu vida: reilusionarse con todo lo que hagas o no hagas. En la pausa también hay vida. A veces este tipo de paradas no forzadas, son necesarias para cargar las pilas de la inspiración.

Al fin y al cabo se trata de vivir el día a día con lo que tienes y lo que te llega. La vida no es mucho más que esto. Y a veces es bueno dejarse llevar por la corriente, dejar que la nave vaya con e viento a favor, haciendo levisimas correciones a su rumbo.

Ahora es tiempo de volver a tomar el timón y llevar mi nave a donde yo desee.

Photo by Enric Cruz Lu00f3pez on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: